Tenencia compartida, una tendencia compartida

Tenencia compartida, una tendencia compartida

La solución para que los chicos no se conviertan en el "botín de guerra" de los padres.
La "tenencia compartida" permite a los padres divorciados llegar a un acuerdo razonable en el cuidado de sus hijos. Es una salida madura que evita que los mayores libren sus propias batallas a través de los pobres pibes.

¿En qué consiste la "tenencia compartida"?

En que el papá y la mamá que se divorcian, ejercen la tenencia en forma conjunta. Esto implica que, ambos compartan los días de la semana en forma alternativa con sus hijos.

Dentro de un juicio de divorcio hay un incidente de tenencia. Incidente se le llama a un desprendimiento del juicio principal (que en este caso, sería el de divorcio) en el cual los padres acuerdan la tenencia del chico. También puede haber un incidente por el régimen de visitas.

La forma de la "tenencia compartida" surgió en nuestro país hace pocos años, a partir de una demanda cada vez mayor de hombres que reclaman tener a su cargo el cuidado de sus hijos.

Los especialistas atribuyen esta nueva tendencia a los cambios culturales que permitieron un nuevo rol del padre en la crianza de sus hijos. Hoy, el hombre se anima más a demostrar su ternura y a realizar tareas que antes eran privativas de la mujer.

¿En qué casos se resuelve la tenencia compartida?

Cuando ninguno de los padres acepta dar la potestad al otro y, en interés del menor, el juez considere que ésta es la mejor opción.

¿Cómo decide el Juez quién se queda con la tenencia del chico?

Pasadas las audiencias, psicólogos e informes de la asistente social, el Juez de Familia deberá determinar a cual de los padres darle la tenencia o disponer responsabilidades mutuas en el cuidado de los hijos.

Por lo general, se resuelve que el chico, aún mayor de cinco años, permanezca con su madre.

La tenencia comienza siendo provisoria; luego puede convertirse en definitiva.

¿Quiénes mudan de la casa, los padres o los hijos?

Si bien no está previsto en el Código Civil, lo ideal es que sean los padres los que hagan las rotaciones, para evitar el desarraigo de los chicos de su propio hogar.

Pero esta posibilidad no se da en la mayoría de los casos, porque para que se produzca la mudanza de los adultos son necesarios tres domicilios: el del padre, el de la madre y el común a ambos en el que viven los chicos.

Por lo general, los chicos son los que se alternan, con el perjuicio que les provoca no poder reconocer una sola casa como su hogar.

¿El chico debe tener determinada edad para que se plantee la tenencia compartida?

El Código Civil establece que el chico debe permanecer con la madre por lo menos hasta cumplidos los cinco años de vida.

Lo que dice el artículo

  • Según el artículo N°206 del Código Civil, modificatorio de la Ley de Matrimonio Civil N°23.515
  • "Los menores de cinco años quedarán a cargo de la madre, salvo causas graves que afecten el interés del menor. Los mayores de esa edad, a falta de acuerdo de los cónyuges, quedarán a cargo de aquel a quien se considere más idóneo. Los progenitores quedarán sujetos a todas las cargas y obligaciones respecto de sus hijos".
  • La excepción a la tenencia materna, se da en los casos de grave inconducta de la madre. El juez determinará, entonces, el cambio de tenencia.


Si hay tenencia compartida, ¿el hombre debe pasarle dinero a la mujer por cuota de alimentos?

Habitualmente lo hace, aunque el monto es menor. Lo justo es que si los dos se hacen cargo por igual de la manutención de los chicos, no tiene que existir la obligación de pasarse dinero entre adultos en concepto de cuota de alimentos.
¿Influye en la decisión del juez que uno de los dos no tenga trabajo?
Se dan casos en los que el padre reclama la tenencia del chico, porque alega que tiene una situación económica más holgada que la de su ex mujer. Pero, por lo general, el juez suele decidir a favor de la madre.

¿Qué sucede si el chico no quiere ir con el padre?

Depende de las edades. Cuando es chiquito, harán que visite al psicólogo, al psiquiatra, a la asistente social, porque se considerará que está influenciado por la otra parte.

Cuando el chico tiene edad suficiente, aunque no la mayoría de edad, va a ser él quien decida con cuál de los padres prefiere vivir.

Dra. Adriana Miani, especialista en Derecho de Familia
Dr. Marcelo Krikorian, responsable de Relaciones Institucionales de la
Dirección General de Niñez y Familia del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.